IP-ARCOS
SSL
Visite Seguridad América

Periodismo y el derecho a la comunicación

Por Diego Reinoso Carter, el 11/07/21.

Periodista y fotógrafo representados con figuras

Cada 11 de julio se celebra el día del periodista y este año la fecha llega en medio del proceso constituyente que se inició el pasado 4 de julio y que abre espacio para la discusión sobre el derecho a la comunicación.

Ya otros países de América Latina han discutido sobre ese derecho en sus procesos constituyentes. En Bolivia, la Constitución reconoció expresamente el derecho a la comunicación, pero sin establecer garantías que permitan su ejercicio. En México y Ecuador, optaron por establecer un amplio catálogo de derechos y obligaciones vinculadas a la libertad de expresión en su Carta Magna.

En el marco del proceso constituyente, diversas organizaciones y medios de comunicación han conformado el “Bloque por el Derecho a la Comunicación”, espacio que ha citado lo dicho por la Comisión Interamericana de Derechos Humanos para recalcar la importancia de consagrar dicho derecho en la Constitución: “el derecho a la comunicación debe consagrarse como un derecho inalienable e inherente a todas las personas y como requisito básico para su desarrollo debe ser garantizado y fomentado por el Estado a través de la Constitución y de un nuevo sistema medial, regulado por una ley de medios que permita profundizar su pluralidad” (Comisión Interamericana de Derechos Humanos, 2015).

No hay que ir muy atrás para encontrar momentos donde la falta de pluralidad generó molestia en la ciudadanía. La revuelta social iniciada el 18 de octubre de 2019 evidenció la crítica a los medios y la necesidad de la sociedad por tener acceso a información que diera cuenta de lo que realmente ocurría.  

Dejar solo en manos del mercado y los privados la comunicación y la información ha demostrado ser una amenaza para el derecho a la comunicación. El Estado ha perdido peso en el sistema medial chileno, conocido fue el cierre del diario La Nación y TVN hace tiempo dejó atrás su rol de televisión pública y hoy es una empresa mixta que lucha por mantener su relevancia entre los medios televisivos.

La discusión sobre consagrar el derecho a la comunicación en la nueva Constitución nos lleva a plantear cuál será el rol del Estado para garantizar que los medios realmente incluyan las visiones de todas y todos, pero también permitirá conversar sobre la excesiva concentración mediática, el centralismo que se manifiesta en las agendas mediáticas y el acceso a información de sectores rurales o aislados.

La influencia de la comunicación digital en los cambios del sistema mediático, hacen que este tema ya no sea sólo cosa de periodistas. Hoy todos los que nos dedicamos a la comunicación -periodistas, publicistas, diseñadores, fotógrafos, audiovisuales, entre otros- tenemos mucho que decir por consagrar el derecho a la comunicación en la nueva Constitución como principio fundamental para una sociedad pluralista, diversa y democrática.


Por Diego Reinoso Carter
Periodista. Docente carrera de Comunicación Digital y Diplomado en Community Manager en IP ARCOS, U. Mayor y U. Alberto Hurtado

Comparte esta entrada!

Ver todas las noticias