IP-ARCOS
SSL
Visite Seguridad América

Álvaro Muñoz sobre Diablada: «Si Chile puede ser un poco mejor a través de esta película, me sentiré feliz»

Álvaro Muñoz

Por Jorge del Campo Andrade

El pasado 8 de mayo se realizó el esperado estreno vía streaming de “Diablada”. La cinta basada en los crímenes de Alto Hospicio ocurridos entre 1998 y 2001 generó altas expectativas previo a su estreno, las suficientes como para agotar las entradas y obligar a PuntoTicket a fijar una segunda fecha el domingo 9 de mayo.

A cargo de la productora Yestay y fruto de un trabajo investigativo realizado entre 2015 y 2016, la historia transcurre en el ficticio pueblo de “Muelle viejo”, en el norte de Chile. Desde ahí, se aborda el drama de las víctimas y sus familias, a través de la historia de Andrés (Daniel Candia), un padre y su única hija, Nené (Karin Mayorinca), quien desaparece en manos de un asesino en serie y la posterior y desoladora búsqueda que este inicia junto a otros padres a través del desierto.

Uno de los temas centrales de Diablada es la discriminación, la cual se plasma en las teorías que baraja la policía en relación a la desaparición de las víctimas y el desamparo que sufren las familias posteriormente.

Para su realización, Yestay convocó al realizador chileno Álvaro Muñoz quien, con siete cortometrajes bajo el brazo, hizo su debut como director de largometrajes en esta producción.

Quisimos conversar con Álvaro, quien actualmente es docente de las Escuelas de Cine y Audiovisual y de Diseño y Multimedia del Instituto Profesional Arcos, para saber más sobre su rol en Diablada.

Álvaro, cuéntanos sobre tu tránsito hacia el mundo del largometraje

Bueno, la verdad es que la dirección es un sueño que tengo desde que era un niño. En mi etapa de estudiante incursioné en varias áreas artísticas, pero finalmente encontré en el cine una forma de comunicarme, de expresarme, de compartir ideas y de filosofar. Ya ha pasado bastante tiempo desde entonces, y en ese tiempo he realizado siete cortometrajes, por lo que este tránsito hacia el largometraje lo veo como algo muy natural; en el fondo, es parte del proceso.

En ese caso, la decisión de saltar al largometraje con esta película, ¿responde a alguna búsqueda?

La verdad no del todo. Es decir, no tenía determinado que esta fuese mi ópera prima; de hecho, fue un encargo que llegó mientras trabajaba en la que se supone sería mi primera película larga duración. La invitación llegó desde la productora Yestay, y acepté con mucha alegría. Así pues, me involucré desde el primer momento, trabajando codo a codo con el equipo, entre ellos Omar Saavedra, guionista de Diablada.

Captura de «Diablada«.

Diablada toma como base un capítulo muy doloroso de la historia de Chile ¿influyó aquello en tu decisión de dirigir la película?

Sin duda. Uno de los temas propuestos por Teresa Salinas, productora de Diablada, fue abordar el problema de la discrimación desde distintos ángulos; discriminación geográfica, discriminación por ser pobre, discriminación de género, etcétera; por lo que la película aborda múltiples aristas que la hacen muy interesante.

Yo mismo, en mi juventud, sufrí discriminación. Estudié en un colegio “cuico” y me trataron pésimo por ser moreno, por no tener lucas, en fin. Entonces vi en esta película un espacio de reflexión sobre lo que yo mismo viví en aquellos años.

Por otro lado, Diablada me parece una oportunidad para aportar, desde mi oficio, a la reparación de todo lo que ocurrió en Alto Hospicio. Acá no hubo reparación del Estado; sino que hubo una completa desidia. Por otro lado, soy padre de una hija, y quiero que ella tenga un mejor futuro. Yo mismo tengo conductas machistas y creo que hay que reconocerlas y deconstruirse como hombre para hacer un Chile mejor, más igualitario, donde las mujeres puedan caminar tranquilas, en fin; son montones de factores que me motivaron a participar. Si Chile puede ser un poco mejor a través de esta película, me sentiré feliz. Por cierto, me siento súper orgulloso del resultado y agradecido de la invitación de los productores.

Cuéntanos un poco sobre la distribución, ¿festivales en mente?

La distribuidora alemana Media Luna está a cargo de eso. La película ya fue vendida en Europa del Este a través de HBO y tras su estreno en PuntoTicket, la película quedó disponible en modalidad VOD (Video On Demand), en la misma plataforma. Respecto a festivales, Diablada ya ha pasado por La Habana, Chicago, Cannes, y otro más. Obviamente la pandemia ha influido negativamente, pues varios festivales se han caído, pero lo positivo es que gracias al streaming la película podrá mostrarse en todo el país, incluso en lugares donde no hay cine; el cine será su casa.

Si me permites extenderme, quisiera agradecer a la Escuela de Cine y Audiovisual ARCOS por su apoyo. Soy profe en dos escuelas de Arcos, y además fui alumno ahí también. Por lo mismo no quiero dejar de agradecer, en particular a mis maestros, por su apoyo; sin ellos, no hubiera podido llegar a esto.


Sobre Diablada

Elenco

Catalina Saavedra – Daniel Candia – Claudio Troncoso – Karin Mayorinca – Constanza Rojas – Ana Reeves – Vilma Verdejo – María Olga Matte – Gabriel Urzua – Guilherme Sepúlveda – Ernesto Meléndez – Christian Chaparro – Hugo Medina.

Realización

Dirección: Álvaro Muñoz Rodríguez – Guión: Omar Saavedra Santis – Producción ejecutiva: Eduardo Salinas Koscina-Teresa Salinas Koscina- Dirección de fotografía: Alvaro Cortés Póo – Edición: Bruno Buthion – Asistencia de dirección: Rosario Espinosa Godoy – Jefa de producción: Arantza Carrizo Ortiz – Dirección de arte: Nicolás Oyarce – Vestuario: Lorena Callejas – Música original: Jaime Flores – Sonido directo: Carlos Arias – Postproducción de sonido: Mira – Coproducción: Mira – Coproducción internacional: C&E producciones.

Si aún no has visto Diablada, actualmente se encuentra disponible a través de PuntoTicket en modalidad VOD. Las entradas las puedes adquirir desde aquí.

Comparte esta entrada!

Ver todas las noticias