IP-ARCOS
SSL
Visite Seguridad América

Estudiantes de Composición Musical realizan Taller de Práctica Instrumental a distancia

En el marco de la asignatura de Taller de Práctica Instrumental II, estudiantes de Composición Musical realizaron un interesante trabajo virtual, como parte del trabajo final de la asignatura.

Consultado respecto a esta actividad, Roberto Muñoz, Director de la Escuela de Sonido y Música comentó lo siguiente: “Estos trabajos se enmarcan en el Taller de Práctica Instrumental II, que tributa al ámbito de realización Composición autoral. Los estudiantes crean una pieza musical y la arreglan para 4 instrumentos o más, considerando partituras y organizando grabaciones de tipo maqueta en donde participan con otros estudiantes de la misma carrera como intérpretes.

Para conocer el proceso compositivo paso a paso, conversamos con Rodrigo Álvarez, docente a cargo de la asignatura, quien nos entrega más detalles al respecto.

Rodrigo, podrías contarnos cómo fue el trabajo en clases y las dinámicas desarrolladas.

Rodrigo: Los estudiantes recibieron la instrucción de ejecutar cuatro piezas originales en el semestre. Primero una pieza solista, luego un dueto, un trío y por último un cuarteto. Cada tema tenía un pie forzado que se socializaba en clase. Ellos buscaban piezas entre sus trabajos previos y las arreglaban según el requerimiento. El tema solista debía contemplar una melodía acompañada por contrapunto, escrita con las articulaciones y dinámicas propias de un tema profesional. El dueto debía considerar que cada instrumento era principal, ambos debían tener un carácter melódico y armónico. El trío debía incluir una cuerda baja con el mismo tratamiento principal que el dueto. El cuarteto debía incluir un instrumento de percusión y/o bloques rítmicos dentro. Cada tema se revisó en clase con estados de avance.

¿La elección del estilo musical era completamente libre o también formó parte del encargo?

Rodrigo: Debían ser temas originales que ya hubiesen compuesto. El arreglo o la adaptación era nueva.

Entendiendo que la actividad fue desarrollada remotamente, ¿qué desafíos tuvieron que enfrentar durante la producción?

Rodrigo: La grabación, por ejemplo, fue realizada por ellos mismos, grabando con metrónomo y sincronizando con un conteo previo. Respecto de la edición, muchos usaron software gratuitos como Shotcut, y para la imagen fue grabada con su celular principalmente.

Uno de los principales desafíos es que debían conocer las propiedades y posibilidades de los instrumentos y lograr componer obras que ellos mismos pudiesen tocar. A veces eso los contuvo, pero al mismo tiempo les permitió considerar el rol del músico a la hora de componer. Por otra parte, las habilidades instrumentales fueron algo clave a la hora de grabar; debían tocar bien el tema de principio a fin, pues la opción de editar el tema o grabarlo por partes podía comprometer la continuidad.

¿Qué oportunidades ven en este formato de trabajo?

Rodrigo: Según lo conversado con las y los estudiantes, componer, arreglar, tocar y grabar les permitió ser parte del proceso completo. Así mismo, les facilita también la posibilidad de considerar maquetas caseras para presentar a distintos proyectos.

Comparte esta entrada!

Ver todas las noticias