IP-ARCOS
SSL
Visite Seguridad América

Entrevista a Héctor López, Director Escuela de Fotografía Arcos

Héctor López

Fue en 1824 cuando Niépce logró realizar el primer registro fotográfico de la historia. Un hito tecnológico para época que significó 8 horas de exposición pero cuyos resultados han impulsado una industria que ha perdurado por ya casi dos siglos.

Desde aquellos primeros experimentos con betún de Judea y placas de plata, la fotografía no ha parado de evolucionar, convirtiéndose en una suerte de testigo de la historia reciente de la humanidad.

A finales de la década de los 90, el mundo asistió a los primeros efectos de la digitalización, y la fotografía no fue la excepción a este disruptivo proceso; compañías legendarias cayeron al no adaptarse a ese nuevo medio, al tiempo que nuevas propuestas surgieron gracias a la democratización que esta digitalización supuso.

Alguien que ha sido parte de la historia fotográfica de nuestro país es Héctor López, Director de la Escuela de Fotografía del Instituto Profesional Arcos quien, gracias a sus 35 años de extensa trayectoria profesional, ha sido testigo de los grandes hitos de la fotografía contemporánea.

Para comprender el impacto de estas transformaciones, y cómo la fotografía se ha adaptado a los cambios presentes y pasados, conversamos con Héctor al respecto.

Héctor, cuéntanos sobre el enfoque de la carrera de Fotografía Profesional en el Instituto Profesional Arcos.

La carrera de Fotografía Profesional está conformada por un currículo semiflexible que considera asignaturas fijas y electivas. Las asignaturas fijas son las que consideramos fundamentales en la formación de un(a) fotógrafo(a) y las electivas permiten que, un estudiante, de acuerdo a sus intereses o inquietudes, pueda proyectarse formativamente en la profesión. Por otra parte, la carrera tiene una fuerte impronta en la estimulación y desarrollo de los aspectos creativos de la(el) estudiante, a través de un trabajo personalizado, en asignaturas de Taller, que cuentan con un número muy menor de estudiantes, en relación a lo que normalmente existe en la educación formal. 

¿Cómo enfrenta la carrera de Fotografía los cambios que ha generado la digitalización?

Desde fines de los años 90, con el advenimiento de la nueva tecnología, la carrera asumió el desafío permanente del nuevo escenario, partiendo de la base que estamos en una nueva era, una revolución, en el terreno de las tecnologías y que implica estar al día en dichos aspectos, más aún considerando la velocidad con que los cambios se producen. Sin duda, que este cambio ha traído, aparte de las innovaciones instrumentales y/o técnicas, un gran momento en función de la circulación de las imágenes y de las prácticas transversales; un ejemplo a citar y que lo grafica, es la plataforma de Instagram, a la cual se suben 60 millones de imágenes al día en el mundo, algo impensado hace 20 años atrás. No obstante, en nuestra carrera no hemos abandonado las prácticas tradicionales, teniendo integradas en el currículo las asignaturas relacionadas a estas prácticas, lo cual nos permite desde esas experiencias la valorización de la tradición fotográfica.

Fotografía post-covid, ¿qué cambios y/o oportunidades ves en el panorama profesional a partir de 2020?

Uno de los aspectos más interesantes tras la llegada del covid y luego del impacto inicial, es que nos planteó desafíos en el ámbito de la comunicación a distancia. Este año la carrera seguirá un modelo mixto, con una buena parte presencial y otra que hemos definido que se puede hacer a distancia sin afectar los logros de aprendizaje; asimismo, en el plano de la profesión, este escenario ha activado con mayor fuerza la circulación del trabajo, ya sea en plano de lo artístico, comunicacional o comercial de la fotografía, tanto en lo local, regional y mundial.

– Por Jorge del Campo

Comparte esta entrada!

Ver todas las noticias